Enseñar al que no sabe

Acabo de leer una artículo y ver un vídeo en los que se mencionaba que ciertas personas, visitando lugares de interés explicaban a sus acompañantes un par de lugares.

Ambos fueron reprendidos por desarrollar tales acciones y no ser guías oficiales, lo cual roza el absurdo si no fuera por todo lo que esconde detrás.

Y es que estamos de nuevo ante una de las perspectivas más ilógicas que existen hoy en día: el que alguien, en este caso el estado impida a un ciudadano disfrutar de su libertad para generar un monopolio que solo aquellos que el estado decida puedan hacer uso del mismo.

Cuando vemos páginas como esta de entrenador-personal-barcelona muchas veces nos paramos a pensar cómo la juventud puede combinar un entrenamiento personal físico con el cultivo intelectual. ¿Realmente somos animales raciionales o centramos nuestra vida en lo mismo que un perro o un gato?

Razas de perros y cátedra emérita

Yo no sé si para hablar de razas de perros en León cualquier día puede venir un ganadero y reprendernos diciendo que o sacamos el carnet de pastor o no podemos hablar sobre el mastín leonés o el carea, o si nos da por visitar Las Médulas tendremos que hacerlo con un abogado para explicar que no, que tenemos derecho a hablar y a decir lo que nos parezca oportuno.

El caso es que la libertad, la persona y los derechos más básicos están empezando a ser pisoteados con alegría, y que elementos tan esenciales como la propiedad privada hay algunos que la ponen en tela de juicio.

Los caminos que recorremos

Cuidado porque este es un camino peligroso y si seguimos por él, cosas tan sencillas como que un emérito pueda hacer algo tan simple como enseñar al que no sabe puede suponer la patada en el culo y abandonar el sitio en el que se esté desarrollando dicha explicación, que puede ir desde una raza de perro hasta qué es procreatec.

Obviamente una cosa es defender a una profesión de ilegales e intrusos y otra bien distinta es poder hablar. ¿Dónde está el derecho a la privacidad de las conversaciones? Y es que a este paso tendremos el pequeño desastre entre manos y habrá que dejar de hablar de todo.

Así, hablar de las ventajas que presenta en el mundo de la psicología, la abogacía o el entrenamiento personal el marcarse objetivos puede ser uno de los asuntos primoriales cuando se abordan ciertas temáticas.

Deja un comentario